Tutorial pendientes spring shell

sketch-1455907765282

Materiales

  • Kit básico de arcillera/o: máquina de pasta, superficie de trabajo, cuchilla rígida y flexible, bisturí, rodillo, toallitas de bebé, papel de horno
  • Arcilla polimérica (PREMO): turquesa, grey granite, pearl magenta
  • Arcilla de desecho
  • Arcilla líquida
  • Buriles de punta redonda en dos tamaños: 1 y 2 mm, aproximadamente. Buril de punta fina.
  • Texturas caseras
  • Polvos de talco
  • Esponja de textura o similar
  • Pátina de dedo
  • Superficie curva para cocer
  • Barniz en spray Zapon (opcional)
  • Dos bastones de punta de bola y dos ganchos de pendientes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Paso a paso

001

Acondicionamos un poco de arcilla de desecho y hacemos una lámina al máximo grosor de unos 8 x 8 cm aproximadamente.

Marcamos un círculo con un cortador redondo de unos 4 cm de diámetro, que nos servirá de guía.

Con un buril de punta de bola marcamos un punto, a unos 8 mm del borde.

002

A partir del punto vamos trazando líneas, que se cruzan en él, con algún utensilio  que marque con cierta profundidad y ancho.

No hace falta que la separación entre líneas sea perfecta.

Marcamos puntos sobre las líneas, al azar, con los dos buriles de punta de bola, obteniendo puntos pequeños y grandes, distribuidos aleatoriamente sobre las líneas.

003

Cortamos con un cortador redondo y ponemos el molde al horno a cocer durante 30 minutos, a la temperatura indicada por el fabricante.

Para este tutorial necesitamos también otra textura. En este caso he cogido una que ya tenía hecha en forma de espiral.

004

Acondicionamos la arcilla grey granite y la de color turquesa, además le he añadido otra lámina de turquesa más  oscuro.

Hacemos una lámina skinner blend con estos colores. Tenemos que conseguir una lámina estrecha, de unos 5 cm de ancho como mucho, para que todo el degradado esté presente en los pendientes.

005

Acondicionamos la arcilla Pearl magenta.

Ponemos un poco de polvos de talco en la textura y marcamos la arcilla en ella.

Cortamos dos formas de punta de flecha.

Las curvamos un poco e introducimos los bastones de punta de bola por detrás, haciendo que sobresalgan por la parte superior.

006

Sacamos la textura del horno y mientras se enfría dibujamos la forma del pendiente, recortamos la forma.

Ponemos un poco de polvos de talco en la textura y marcamos la arcilla en ella.

Texturizamos una lámina fina del degradado y la colocamos como trasera.

Presentamos la plantilla de corte y cortamos la forma con un bisturí.

Repetimos el proceso para obtener dos formas iguales.

007

Ponemos las dos puntas de flecha (Pearl magenta) sobre una superficie curvada y las curamos al  horno unos 15 minutos a la temperatura que indica el fabricante.

Una vez endurecidas y frías las juntamos con la otra parte del pendiente, con la ayuda de un poco de arcilla líquida para que se peguen. Bruñimos un poco con un buril o un pincel de silicona la parte de la unión para asegurarnos que están bien unidas.

(al final le he cortado la puntita azul porque me gustaba más sin ella)

Ponemos los pendientes al horno durante 30 minutos, sobre una superficie curva.

008

Una vez horneados y fríos, lijamos los cantos para dejarlos suaves y un poco la superficie.

Con pintura de dedo de color plata le damos un ligero toque superficial, hasta que queden a nuestro gusto.

009

010

Una vez seca la pintura (seca muy rápido, en menos de media hora está seca), le damos una capa de sellante para proteger las piezas (en este caso he usado el barniz en spray Zapon Lack, porque deja una capa prácticamente invisible y a la vez protege también los metales de la oxidación).

Cuando el barniz esté seco (unos 15 minutos) ya sólo nos queda acabar el montaje de los pendientes y listos!!

Espero que os haya gustado y saquéis muchas ideas para vuestros propios diseños.

¿Cuál es el mejor acabado para las piezas de arcilla polimérica?

Sin duda el lijado y pulido es la mejor opción. Puedes controlar el resultado final: mate, satinado o brillo espejo, consiguiendo un acabado muy profesional.

Pero no siempre es posible el uso de las lijas. En los trabajos con silk screen, stencils, transferencias, pinturas, tintas, pasteles, pearlex, foils, etc., o ponemos una capa de arcilla traslúcida que posteriormente podremos lijar y pulir o necesitamos otro tipo de solución para proteger el acabado.

Hoy os quiero hacer un resumen de varias opciones que existen en el mercado, con un pequeño análisis de sus ventajas e inconvenientes (según mi experiencia).

Producto Observaciones Ventajas (posibles) Inconvenientes
Barniz (Fimo, Kato, Cernit, Americana)

barniz-polimerico-kato-supergloss

Alto brillo o brillo satinado

Se aplica con pincel, preferiblemente a capas muy finas

El Cernit necesita cocción posterior

Fácil de conseguir

Muy fácil de usar

Evidencia de pinceladas (incluso pelos de los pinceles)

Acabado con un aspecto artificial

Se acaba desprendiendo

Resina (de dos componentes / de UV

resina

Alto brillo Aspecto profesional

Gran dureza

Incrementa visualmente el impacto de los colores

Sensible a la humedad

Es necesario experiencia para una correcta aplicación

Necesita un tiempo de “secado “ para que endurezca completamente (entre minutos y horas, dependiendo del producto y si se usa lámpara de UV)

Se debe hacer en un lugar bien ventilado

Arcilla líquida (Kato)

kato arcilla liquida

Brillante

Se puede hacer una capa muy fina o conseguir una capa gruesa (parecida al efecto de la resina) haciendo repetidas capas finas

Es el mismo material (no hay incompatibilidades o reacciones)

La capa de arcilla líquida durará perfecta el mismo tiempo que dure el resto de la pieza de arcilla

Si no se hace bien, el proceso puede resultar en una capa traslúcida y no transparente (lo que apaga el efecto de los colores que tiene debajo)

El proceso de aplicación es largo y se necesita pistola de calor

Barniz acrílico en spray (Zapon Lack)

zapon-lack

Acabado satinado

Genera una capa ultrafina (invisible): no se nota

Al tener estas dos propiedades no altera el aspecto original de la pieza (ni para bien ni para mal)

Muy fácil de aplicar (spray)

Está completamente seco  tras 15 minutos de aplicación (cuando se puede dar una segunda capa)

El proceso de aplicación más rápido (segundos) y de los más rápidos en secado

Buena protección, durable, no altera los colores, no queda pegajoso

Además protege con una capa ultrafina las partes metálicas de nuestras piezas de la oxidación por efecto de la humedad

Trabajar en un sitio ventilado (huele un poco)

Se debe agitar bien el envase antes del uso

He probado otros productos, pero como son difíciles de encontrar aquí, me parece que no vale la pena comentarlos.

A continuación os dejo algunas fotos de pruebas que hice con el Zapon Lack, no son piezas muy artísticas, pero en ellas probé como funcionaba el Zapon Lack en superficies pintadas con diferentes pinturas acrílicas, con pasteles secos, con pintura de craquelado y con foils.

2016-02-12 17.15.37

Pintura craqueladora color perla

Stencil pintado con pinturas Lumiere y Neopaque, pasteles secos , sellos y tinta Stazon negra, y borde de foil plateado

2016-02-12 17.15.47

Stencil pintado con pintura acrílica mate sobre fondo tratado con pátina de dedo oro rojizo y foils

Textura, tintas, pinturas acrílicas mate y lumiere y foil

2016-02-12 17.15.56

Transferencia de imágenes, pinturas acrílicas mate, lumiere y neopaque y foil.

 

 

Tutorial colgante Klimt

concurso (6)

Colgante formado por tres partes más las bolitas colgantes.

Las dos partes triangulares se forman recortando con una plantilla que dibujé en un papel y cociéndolas en una superficie curvada.

El botón central es plano por detrás y abombado por delante.

Estas tres piezas una vez cocidas se unen con alambre de latón.

PB130036

Collage Klimt

La parte dorada es una especie de collage o patchwork hecho con trozos de murrina klimt en colores dorados y verdes, arcilla negra y arcilla traslúcida mezclada con arcilla oro y polvos de embossing.

Una vez cocida la pieza se lija y se pule.

El botón central simplemente está cubierto con polvos de embossing negros y dorados y para el acabado una capa de barniz super gloss.

Craquelado

La parte verde es la que empezó pensando hacer una cosa y acabó siendo otra.

La idea era hacer como un dicroico, así que cogí una lámina de arcilla (Cernit) le puse pan de oro, tintas piñata verdes y turquesa… Y sorpresa!! No se craqueló!! (luego, haciendo más experimentos he descubierto que los panes metálicos no se adhieren bien a la arcilla Cernit (igual que tampoco lo hacen con Pardo) y cuando la pasas por la laminadora simplemente se despegan ligeramente las dos partes y no se craquela la lámina. Así que hice un invento. Corté tiras de esa lámina, las uní y patiné con acrílico dorado. Una vez cocido le puse barniz super gloss y una capa de One Step Crackle (Deco Art) que una vez seca la pinté con polvo de pastel seco negro, de esta manera las craqueladuras están tan marcadas.

Trasera

Y la parte trasera que también me dio más de un quebradero de cabeza. No comento porque ya se ve como está hecho.

Tutorial adorno de navidad

Realización y fotos: Núria, Anabel y Marta

Hace unos días hicimos una quedada arcillera y entre Anabel, Marta y yo pusimos a punto este tutorial para hacer adornos navideños de arcilla polimérica y punto de cruz.

pieza final

Material

  • Superficie de trabajo
  • Baldosa pequeña
  • Máquina de pasta
  • Rodillo
  • Cuchillas
  • Arcilla polimérica
  • Arcilla líquida
  • Cortadores redondos u otras formas, a partir de 5 cm de diámetro
  • Taladro con brocas de 1-1,5-2 mm y de 4-5 mm
  • Lija de grano 400
  • Plantillas de punto de cruz
  • Punzón o Buril de punta igual o más gruesa que la aguja que se usará para coser el punto de cruz
  • Hilo de algodón, lino, seda o lana para punto de cruz y aguja (su temperatura de ignición son aproximadamente 220ºC-260ºC, por lo tanto pueden meterse al horno a la temperatura de cocción de la arcilla polimérica, sin problemas)
  • Esponjas de textura, cepillo de dientes o papel de lija de grano grueso
  • Tintas
  • Cinta de raso

materiales 1

Paso a paso

Empezamos acondicionando arcilla blanca y haciendo una lámina de arcilla polimérica al #2 de la Atlas.

paso 2

Sobre esta lámina vamos a transferir un motivo navideño de punto de cruz. Si trabajamos con FIMO o Cernit, colocando el papel con el dibujo sobre la arcilla y frotando suavemente con los dedos, el patrón se transfiere a la arcilla.

esquemes

paso 3

En caso de usar Premo o Kato, como no tienen esta propiedad, colocaremos el papel con el dibujo cara arriba y marcaremos los agujeros punzado a través del papel.

paso 4

Con la lámina de arcilla sobre un azulejo vamos siguiendo el patrón, marcado o transferido, y perforamos todos los agujeros con un punzón o buril igual o un poquito más grueso que la cabeza de la aguja que utilizaremos para coser el punto de cruz.

paso 5

Tomamos un cortador redondo (o en forma libre con la cuchilla), centramos bien el dibujo y cortamos. Retiramos la arcilla sobrante.

paso 6

Ahora es el momento de darle, si queremos, una textura suave con un cepillo, esponja o papel de lija, sin apretar demasiado para no deformar los agujeros. Repasamos, si hace falta, los agujeros, después.

Metemos la baldosa con la pieza al horno y la cocemos durante 30 minutos a la temperatura indicada por el fabricante.

Una vez cocida la pieza, la lijamos un poco con una lija de grano 400, los cantos y si es lisa, la superficie también.

Si vemos que los agujeros son justos para la aguja los repasamos con el taladro manual.

paso 7

Una vez listo es el momento de hacer el diseño a punto de cruz, cogemos la aguja y el hilo de algodón.

paso 8

paso 9

Le damos la vuelta al adorno y lo cubrimos con arcilla líquida.

Colocamos una lámina muy fina de arcilla (al #7 de la Atlas) para cubrir los hilos por detrás intentando dejar la superficie del adorno plana.

paso 10

Cubrimos con una capa de arcilla al #2 de la Atlas. Recortamos la arcilla sobrante.

paso 11

Texturizamos y le damos una sombra en los bordes y en la parte trasera con tinta.

paso 12

Cocemos al horno 30 minutos a la temperatura indicada por el fabricante.

Hacemos un agujero con una broca de 4 o 5 mm. Le pasamos un trozo de unos 30 cm de cinta de raso por el agujero y ya tenemos el adorno navideño listo para colgar.

pieza final

 

 

 

reto APE noviembre 2015

Es la primera vez que participo en el reto de APE, y he tenido un buen estreno. El reto consiste en realizar una pieza usando los colores de una paleta que propone la ganadora del reto anterior.

La pieza que presenté, y que resultó ganadora es este colgante realizado con arcilla polimérica imitando la cerámica.

PB130041

La paleta con la que había que trabajar era esta. Colores muy puros y muy contrastados, me gustó y me inspiré enseguida.pal

 

KLIMT

Colgante, arcilla polimérica. Usando la murrina klimt, arcilla negra y dorada a modo de mosaico. Tintas alcohol, pan de oro y efecto craquelado negro. La pieza central con embossing dorado viejo y negro. Como el cuadro original he usado el oro en diferentes tonos y el verde. Las formas cuadradas y curvas, que imagino como el pintor, pretenden simbolizar lo masculino y lo femenino.

concurso (6)

Gustav Klimt (1862 – 1918)

Pintor simbolista austríaco. Klimt pintó lienzos y murales con un estilo personal muy ornamentado Sus obras están dotadas de una intensa energía sensual.

El beso es probablemente su obra más conocida. Es un óleo sobre lienzo de 180 x 180 centímetros, realizado entre 1907-08. Esta obra, que sigue los cánones del Simbolismo, es una tela con decoraciones, mosaicos y fondo dorado.

Gustav_Klimt

CARDUUS

Colgante. Arcilla polimérica y pátinas.

concurso (2)

Miquel Barceló (Mallorca, 1957). Pintor

Entre las características de su obra hay que destacar la inspiración en la naturaleza, consiguiendo relieve a través del uso de unos empastes densos y generalmente oscuros. El Mediterráneo y África han sido dos de sus más importantes referentes. El descubrimiento de África en un viaje a Mali ha hecho que sus gentes y la vida del desierto sea uno de los temas más desarrollados en su obra en los últimos años, siempre reflejando una gran preocupación por la naturaleza, el paso del tiempo y los orígenes. Destaca por sus enormes lienzos y otras obres de gran tamaño, como la capilla del Santísimo de La Seu en Palma de Mallorca, il Cristo della Vucciria en Palermo o la Cúpula de la Sala de los Derechos Humanos y de la Alianza de Civilizaciones de la ONU en Ginebra.

Sin embargo, he elegido una obra menos conocida, no por ello menos característica de Miquel Barceló: “Gerro de Cards”. Toda la ceràmica de Miquel Barceló me encanta, mucho más que su obra pictòrica. Y a este jarrón le encuentro un encanto especial, la belleza que transmite jugando con la flor más fea de la naturaleza. La expresión “es un cardo” ya no puede significar lo mismo después de esto.

barcelo

DRAC

Aguja de abrigo. Arcilla polimérica, pan de cobre, tintas y acrílicos. Recreación del drac de Gaudí, el de la Casa Batlló o el del Parc Güell, en trencadís multicolor (tipo de aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos muy habitual y característico en la arquitectura modernista catalana).

concurso (5)

Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926) Arquitecto y máximo representante del modernismo catalán.

Gaudí decía que los pueblos mediterráneos tienen un sentido innato del arte y el diseño, que son creativos y originales, mientras que los pueblos nórdicos son más técnicos y repetitivos. En palabras del propio Gaudí: “Nosotros poseemos la imagen. La fantasía viene de los fantasmas. La fantasía es de la gente del Norte. Nosotros somos concretos. La imagen es del Mediterráneo. Orestes sabe adónde va, mientras que Hamlet divaga perdido entre dudas.”

La casa Batlló, situada en el número 43 del Paseo de Gracia de Barcelona es una de las obras maestras de Gaudí, en ella, el arquitecto, concibió su tejado como el lomo de un dragón abatido por la espada de San Jorge.

GAUDI

 

CHILLIDA

Colgante. Reinterpretación del grabado “Homenaje a Balenciaga I” a modo de gravitación, usando sólo arcilla polimérica (en sustitución de papel y tinta), hilo y bisturí (tijeras), sin ningún otro material ni ninguna clase de pegamento o material de unión (solo las leyes de la física). Respetando las líneas puras de la obra.

concurso (4)

Eduardo Chillida (1924-2002).

A lo largo de su dilatada carrera artística Chillida indagó en todas las posibilidades que la escultura le ofrecía. Trató por todos los medios de conquistar el espacio sin que por ello se rompiera la dialéctica entre el elemento escultórico y el paisaje que lo rodea. Sus obras reflejan formalmente la imperturbabilidad de lo absoluto, la intemporalidad de los materiales, la conciliación entre formas y ritmos, a la vez que llevan impreso un mensaje de esperanza, serenidad y paz. Trabajó con numerosos materiales como el hierro, el hormigón, el alabastro, y también se decantó, en una etapa determinada de su vida, por la escultura en terracota. En los últimos años del artista, las “Gravitaciones”, confeccionadas a modo de collage escultórico a partir de unas tijeras y el empleo de tinta, hilo y papel, supusieron todo un “descubrimiento” y un motivo de gozo. Estas obras poseen las claves para interpretar la afirmación de Chillida “Lo profundo es el aire“.chillida balenciaga

 

Homenaje a Balenciaga. Grabado al Aguafuerte 1987.

LEITZARRAN

Broche realizado en arcilla polimérica. Partiendo del grabado original de Eduardo Chillida, he reinterpretado su obra usando la imitación de piedra (otro de los materiales con los que le gustaba dialogar al artista) y jugando con los colores, las formas y los espacios (lleno-vacío)

concurso (3)

Eduardo Chillida (1924-2002). Escultor y grabador. España

Se inició esculpiendo en yeso. Con la fragua se inició en el trabajo del hierro y su investigación sobre el espacio. En un primer momento, el hierro fue el material preferido para la búsqueda espacial, pero posteriormente introdujo otros materiales como la madera, el hormigón, el acero, la piedra o el alabastro. Más adelante en sus esculturas “gravitaciones” utilizó el papel trabajándolo como collage sin usar ningún pegamento.

La obra de Chillida se debe contemplar sencillamente como una obra llena de poesía y subjetividad. Dejándose uno llevar siente el enorme placer de la contemplación de una obra que es un diálogo constante a través de las preguntas que hace el artista a la ocupación y desocupación del espacio, a los materiales, a las formas y a la sublime intención de representar la levedad y la fragilidad.

chillida